Aceite de coco para hidratar la piel

¿Cómo mejora la piel el aceite de coco?

Durante miles de años, los cocos han sido valorados y utilizados por muchas culturas. Las palmas de coco prosperan en muchos lugares tropicales de todo el mundo, incluidas partes de Asia y a lo largo de la costa del Pacífico. Desde usos dietéticos, textiles, culinarios y tópicos, los cocos son un ingrediente esencial en la vida diaria de personas de una variedad de lugares. También fue una vez un alimento básico en los países occidentales hasta la década de 1950. Sin embargo, debido al aumento del aceite vegetal y de soja, el aceite de coco se quedó en el camino. Con la investigación moderna que revela una variedad de beneficios tanto para el cuerpo como para la piel, el aceite de coco ha resurgido. Aunque comúnmente se lo conoce como fruta, nuez o semilla, el coco en realidad no es una nuez, sino una drupa de una sola semilla, similar a la aceituna. La rica carne del coco se puede prensar, produciendo un precioso aceite de coco. Debido a sus ricas propiedades naturales, el aceite de coco se puede utilizar para proteger o darle a su piel un impulso hidratante.

El uso de aceite de coco para el tratamiento de la piel puede ayudar a rejuvenecer, hidratar y proteger contra los radicales libres. Una de las razones por las que este aceite natural puede brindar estos beneficios es porque tiene una gran cantidad de antioxidantes, Vitamina e. La vitamina E se puede encontrar en muchos protectores solares, humectantes y lociones debido a su capacidad para nutrir la piel. A menudo se combina en productos junto con la vitamina C porque los dos antioxidantes trabajan juntos para proteger poderosamente las células de la piel. Como antioxidante, la vitamina E tiene la capacidad de combatir el impacto dañino de los radicales libres. Los radicales libres son átomos inestables, lo que los hace altamente reactivos. Entramos en contacto con miles de radicales libres todos los días a través de la exposición a los rayos ultravioleta, el humo de los cigarrillos, los gases de escape de los automóviles, los gases industriales y más. Los radicales libres pueden ser peligrosos y dañinos para la piel porque cuando reaccionan con elementos importantes como el ADN o las membranas celulares, se producen daños celulares. Desafortunadamente, los radicales libres son cosas con las que entramos en contacto a diario, pero aquí es donde entran en juego los antioxidantes. Los antioxidantes como la vitamina E tienen la capacidad de interactuar de forma segura con los radicales libres, deteniendo sus reacciones y el efecto dominó nocivo.

Las propiedades antioxidantes que se encuentran en la vitamina E son esenciales para el cuidado adecuado de la piel porque los radicales libres son una de las causas de las líneas finas no deseadas y las manchas marrones. Cuando los radicales libres dañan la piel, la producción de colágeno se ralentiza y las nuevas células cutáneas no pueden florecer. Esta degradación de las células hace que la piel pierda su elasticidad y juventud, generando líneas de expresión. Por otro lado, cuando la piel es rica en antioxidantes, puede generar nuevas células, lo que conduce a un funcionamiento y crecimiento saludables.

El aceite de coco también es conocido por poseer una gran cantidad de grasas saturadas. Sin embargo, no permita que el término "grasas saturadas" lo asuste de las funciones de apoyo del aceite de coco. Estas grasas saturadas son ácidos grasos de cadena media, también conocidos como triglicéridos. Las grasas saturadas son fáciles de absorber por su piel, lo que les permite nutrir profundamente dentro de su piel y crear un humectante maravilloso. A medida que las grasas penetran en la superficie de la piel, protegen las membranas celulares al retener la humedad y ayudar a curar la piel agrietada y los parches secos. Los ácidos grasos también ayudan a eliminar la pérdida de humedad a través de los poros, reteniendo aún más la hidratación. Este humectante natural es una gran solución para la piel seca o irritada, especialmente para aquellas personas con piel sensible que puede irritarse con ingredientes y fragancias artificiales.

También se puede encontrar una gran cantidad de proteínas en el aceite de coco, lo que ayuda a retener la humedad y al funcionamiento saludable de las células y los tejidos. Su cabello, uñas, músculos y piel están hechos de proteínas, lo que los hace esenciales para un cuerpo fuerte y saludable. Las proteínas pueden considerarse los componentes básicos para la reparación de tejidos y para la generación de tejido nuevo. Cuando una célula está dañada o muerta, las proteínas ayudan a mantener la generación de nuevas células en movimiento a un ritmo eficiente. Cuando la piel no recibe una cantidad adecuada de proteínas, a menudo comienza a ceder prematuramente o desprende una apariencia deslucida, ya que está cargada de células muertas y no tiene las proteínas necesarias para mantener la elasticidad de la piel. Tanto la aplicación tópica de proteínas como asegurarse de tener una cantidad adecuada de proteínas en su dieta son formas integrales de ayudar a mantener su piel fuerte y saludable.

Un grupo de ácidos que se encuentran en el aceite de coco también le confieren un arma secreta sorprendente. Los ácidos láurico, cáprico y caprílico tienen características desinfectantes y antimicrobianas. Estas propiedades permiten que el aceite de coco proteja la piel de infecciones microbianas que podrían entrar por una pequeña herida, rasguño o incluso por los poros. Mantener la piel libre de infecciones es clave para reducir las imperfecciones dolorosas y las posibles cicatrices. Además de la aplicación tópica, cuando se ingiere aceite de coco, estos ácidos grasos le dan al cuerpo un impulso de energía.

Otra calidad que posee el aceite de coco que lo hace valorado como humectante natural es el hecho de que es una sustancia muy estable. Hay una variedad de ingredientes que deben almacenarse a una temperatura específica y tienen una vida útil corta, o de lo contrario corren el riesgo de perder sus cualidades beneficiosas. Sin embargo, el aceite de coco puede soportar una variedad de condiciones sin dañar su complejo químico. Debido a su capacidad para retener su estructura, el aceite de coco es un ingrediente de larga duración que puede brindar beneficios durante muchos meses.

Con el puñado de efectos positivos que el aceite de coco puede tener en tu piel, ahora queda la pregunta: ¿cómo puedes integrar el aceite de coco en tu rutina de belleza habitual? Uno de los primeros pasos es encontrar el mejor aceite de coco para el cuidado de la piel. No todo el aceite de coco comprado en la tienda se crea de la misma manera, por lo que es importante saber qué indicadores clave estar atentos. Los tres tipos más comunes de aceite de coco disponibles en las tiendas son sin refinar, refinado y líquido. El aceite de coco sin refinar se encuentra en su estado más natural y beneficioso, donde las versiones refinadas y líquidas del aceite se han sometido a un procesamiento que disminuye sus cualidades restauradoras. De manera similar a una etiqueta que vería en el aceite de oliva, intente encontrar aceite de coco "extra virgen". Esto significa que el aceite de coco no ha sido procesado por desodorización, blanqueo o refinamiento. El aceite de coco virgen extra también puede aparecer como crudo, orgánico o prensado en frío, pero intente leer la parte posterior de la etiqueta para asegurarse de que no se haya procesado. El mejor aceite de coco para el tratamiento de la piel es el aceite más cercano al que nos ha proporcionado la naturaleza. Afortunadamente, con su creciente popularidad, una variedad de marcas y tipos de aceite de coco están disponibles tanto en tiendas como en línea.

Una vez que haya comprado un aceite de coco virgen sin procesar, la diversión del bricolaje puede comenzar. Además de cocinar, hay varias formas de aprovechar las propiedades rejuvenecedoras e hidratantes del aceite de coco para beneficiar su piel. Una forma es disfrutar de una experiencia de spa en casa con una loción de aceite de coco. El aceite de coco permanece sólido a 76 grados, lo que lo hace ideal para una loción texturizada batida. El aceite sólido se puede aplicar directamente sobre la piel, pero tenga en cuenta que un poco sirve para mucho. Aproximadamente una cucharada es una cantidad adecuada para todo el cuerpo. Si te sientes un poco más aventurero, prueba batir el aceite de coco con una batidora de pie o una herramienta similar para darle una textura esponjosa. Durante este proceso, puede agregar aceites esenciales o suplementos adicionales como la vitamina E si lo desea. Una vez que su loción esté completa, masajee el aceite en la piel como lo haría con cualquier otra loción o manteca corporal. Si prefiere su loción en forma de aceite, el aceite de coco se puede transformar en un aceite de masaje llevándolo a una temperatura superior a 76 grados. Caliente con cuidado el aceite y verifique que el aceite tenga una temperatura segura antes de aplicarlo sobre la piel. Al utilizar este aceite nutritivo, la barrera lipídica de su piel se restaurará, reduciendo la pérdida de agua y la piel irritada y seca.

Además de la loción corporal, el humectante facial de aceite de coco puede ayudar a brindar la hidratación natural a una de las áreas más sensibles de la piel. Antes de acostarse, aplique una fina capa de aceite de coco en el rostro, frotando bien hasta que deje de brillar. Aunque el aceite de coco es excelente para el rostro, a veces puede resultar un poco pesado para el uso diario. En su lugar, aplique aceite de coco sin refinar como humectante de tratamiento profundo por la noche cuando su piel se sienta particularmente seca. Para el uso diario, busque productos que aprovechen las abundantes ventajas del aceite de coco junto con otros ingredientes para una aplicación diaria más ligera. OZNatural's Hidratante de hierbas con infusión de mar combina el aceite de coco con vitamina C, extracto de arándano, extracto de algas y extracto de algas marinas gigantes para brindar la dosis de humedad más natural y potente. El aceite de coco en la cara se puede combinar con otros ingredientes naturales para el uso diario o se puede aplicar solo para una experiencia de hidratación profunda.

Aunque puede parecer contraproducente, el aceite de coco se puede utilizar como limpiador facial tanto para el uso diario como para combatir el acné. Recuerde que el aceite de coco tiene propiedades desinfectantes y antimicrobianas, ayudando luchar contra las imperfecciones infectadas e inhibir el crecimiento bacteriano. En este caso, el aceite de coco tiene un efecto similar al peróxido de benzoilo, una sustancia química que se encuentra en muchos lavados para el acné. Además de combatir naturalmente las bacterias que causan el acné, el aceite de coco también se puede utilizar para eliminar la suciedad y el aceite de la cara de forma natural. El aceite y el agua no deben mezclarse, por lo que para eliminar el aceite no deseado de tu rostro, debes usar otra sustancia que se pueda mezclar con el aceite de tu cara. Aquí es donde interviene el aceite de coco. A lo largo del día, los aceites y las impurezas se endurecen en la superficie de la piel y obstruyen los poros. Elimine esto frotando suavemente aceite de coco sobre la piel, levantando los residuos que se acumularon durante el día. Finalmente, use un paño humedecido con vapor para limpiar tanto el aceite de coco como la suciedad y el aceite no deseados. Para una sensación de limpieza adicional, termine de lavarse la cara con una solución suave como OZNatural's Limpiador facial con vitamina C.

Además de hidratar y limpiar, se ha pensado que el aceite de coco ayuda a reducir la aparición de estrías. Aunque no hay evidencia definitiva que haya demostrado la conexión entre el aceite de coco y la reducción de las estrías, se sabe que las proteínas que mejoran el colágeno y las cualidades hidratantes nutren la piel. Intente mantener la piel hidratada y flexible para evitar la formación de estrías; sin embargo, si ya se han formado estrías, intente aplicar aceite de coco para estimular la producción de nuevas células y tejido.

A los expertos en belleza les encanta hablar sobre los beneficios del aceite de coco para el cabello, pero como expertos en piel, nos preocupa más la salud de tu cuero cabelludo. Uno de los principales usos del aceite de coco es el alivio de la caspa. Una vez más, aquí es donde las propiedades antimicrobianas del aceite de coco son útiles para combatir la caspa desagradable e incómoda. El aceite no solo combate la caspa, sino que también alivia los síntomas del cuero cabelludo seco y descamado.

La naturaleza está llena de dones útiles que podemos aprovechar e integrar en nuestros regímenes de salud y belleza. El coco no solo es un sabroso manjar tropical que podemos disfrutar Cocinando, pero también contiene una variedad de elementos que pueden ayudar a proteger, hidratar y restaurar nuestra piel. Antes de comprar una loción con fragancia artificial o un humectante facial procesado, recuerde las ventajas integrales que se obtienen al usar aceite de coco y otros productos a base de ingredientes naturales.

Leave a comment

All comments are moderated before being published