Primer paso: Limpieza de manos o aparatos de lavado de caras con detergente del tamaño de níquel

Fase 2: Limpia suavemente la cara, el cuello y la piel, tres o cuatro veces.

Paso tres: Enjuagar y secar

Paso cuatro: Hospitalidad Y Fecundar

El mejor momento para usar este producto es dos veces al día, tarde o temprano.